Bienvenidos un año más, queridos farmacéuticos, hematólogos y oncólogos.

mythos (μῦθος), que en griego clásico significa ‘el discurso’, ‘palabras con actos; según Esquilo, «ἔργῳ κοὐκέτι μύθῳ», ‘de la palabra al acto’…
y logos (λόγος), que en griego clásico significa la expresión (oral o escrita) de los pensamientos y también la habilidad de una persona para expresarlos (logos interior).

Juntas, las dos palabras componen la mythologia, relatos basados en las tradiciones y las leyendas, y que muchas veces al abrigo de las religiones, sirven para intentar dar una explicación a hechos y fenómenos inexplicables, que sobrecogen o intrigan al ser humano, y que en todo caso, no puede entender.

Por ese motivo hemos elegido este año la mitología como hilo conductor: como símbolo de todo lo que todavía desconocemos o no entendemos, y que nos intriga y estimula a todos los que nos dedicamos a tratar el cáncer. Y que, ciertamente, nos sirve de estímulo y acicate.

En ese contexto, este año hemos centrado buena parte del congreso en la inmunoterapia y todo lo que ello implica. De oportunidades, promesas, misterio y nuevos escenarios. Y hemos querido tocar todos los palos que en este momento evolutivo del conocimiento parecen importantes: el análisis de todo lo que conocemos ya, que es mucho, tanto en las neoplasias hematológicas como en los tumores sólidos; una aproximación al microbioma, como nuevo y fundamental elemento de este escenario en buena medida sorprendente y a la vez desconocido; un abordaje, sin complejos y con todo el descaro posible, a la terapia celular, una de las herramientas terapéuticas que se promete como verdaderamente revolucionaria en el futuro inmediato, y a todos los cambios que va a proporcionar en los próximos años; y buscaremos también analizar qué implicaciones tienen todos estos cambios en nuestros pacientes. En sus expectativas e incertidumbres, en sus esperanzas y sus sufrimientos. Reforzando el concepto de que ellos son, por muchos caminos y muchas vueltas que demos, la verdadera y auténtica razón de ser de todos nosotros como profesionales.

Como especialidad invitada, este año contamos con los Bioinformáticos, una especialidad tan necesaria como a veces desconocida, pero que en los próximos años se convertirá en elemento esencial de nuestro quehacer contra el cáncer.  Será apasionante todo lo que nos cuenten y tener la posibilidad de acercarnos a lo que son y a lo que hacen.

Para acabar, dos conceptos de nuevo sugerentes e incitadores: los juegos serios como herramienta de construcción de equipos, algo fundamental en nuestro trabajo; y un vistazo rápido, pero profundo e inteligente, a la edición genética, y todo lo que va a implicar en nuestro futuro terapéutico.

No podemos terminar esta introducción sin agradecer a todos los que reserváis este par de días de finales de noviembre para acercaros una vez más a Toledo. Para convivir fugaz pero intensamente con los demás especialistas dedicados a tratar el cáncer; y, cómo no, para disfrutar un año más de la magia de la mágica ciudad que Toledo es.

Un año más, bienvenidos.

 

Dr. José Ignacio Chacón López-Muñiz
Servicio de Oncología Médica. Hospital Virgen de la Salud. Toledo
Dra. Ana Rosa Rubio Salvador
Servicio de Farmacia. Hospital Virgen de la Salud. Toledo
Dra. María Victoria Mateos Manteca
Servicio de Hematología. Hospital Universitario de Salamanca
Dña. María Sánchez García
Investigación Clínica-Oncología. Hospital Virgen de la Salud. Toledo